DIAGNÓSTICOS DIFERENCIALES DE BUENA ONDA (:

LEER EN/READ ON:

English French German Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

sábado, 6 de noviembre de 2010

~The best history?

Todavía veo por la ventana y recuerdo como si hubiera sido ayer, que lo quería, que lo amaba y apreciaba. Hasta no se como se marchó y sola me dejó. Hoy abro la puerta y lo sigo esperando cada noche, jugo conmigo y con mi inocencia, tengo la esperanza de que volverá algún día.
Es la única persona que siempre me supo escuchar, y ahora que crecí y no soy inocente, realmente lo amo.
Cuando me perdía en su mirada, su sonrisa, su todo. No era fácil dejarlo ir, no sé porque se fue, el sabía que en el fondo realmente lo quería aunque fuese una niña tonta e infeliz.
Y hoy me gustaría saber donde estás, como estás y porque ya no estás. Si la lluvia en este momento me diría las respuestas, esta noche podría cerrar la puerta y no esperarte nunca más.
Las noches son tristes y personales, un recuerdo y una lágrima en mi mejilla, tan solo con sentirlo que está acostado conmigo, me da vueltas el cuerpo y toda mi vida empieza a pasarme en un segundo, aunque con él perdí tiempo, nunca me arrepiento de lo que perdí, me arriesgué para salir ganando y al mismo tiempo. Y es difícil saber de él, no sé su identidad, es como una persona imaginaria en mi vida, todos dicen que el no existe, pero yo se que está.
Y en estas noches de inviernos pasajeras, cerrar la puerta es un desafío, sabe que existo y que por él estoy. Aún así no quiero sufrir más de lo que sufrí, porque no lo merezco.
Y si lo tuviera, cerca tan solo un mísero instante, le reprocharía todo lo que me hizo sufrir y lo dejaría ir, impacientemente quería que vuelva, pero no.
Los días se pasan lentos, no pienso en otra cosa que no sea el, pienso en cruzármelo por la calle, encontrarlo...Cada día esa esperanza se desvanece más y más. Cuando estoy a punto de encontrarte, siempre pasa algo que lo impide, es el destino yo lo sé.
Cuando escucho la puerta, me acuerdo de ti, el tiempo se detiene y pienso que estás ahí, pero es producto de mi propia imaginación. Tengo miedo a perderte, y no volver a verte, el simple hecho de que me hayas dejado abandonada, no significa que me dejes sin amarte, y no se porque razón te has quedado con mi corazón y mis pobres ilusiones.
Cuando te siento cerca, muy cerca, las lágrimas salen de mí como si fuera el último segundo en esta tierra.
Y una parte de mí está en ti, la que más te necesita. Quién sepa donde estarás, pero sigues siendo mió aunque tengas dueña.
Y si llegaras a morir, me moriría junto a ti, porque mi vida no vale. Y me estoy volviendo loca de amor, enamorada más a cada instante. Aunque se que me usaste tanto tiempo, los pensamientos se vuelven más y más confusos, pero sigo creyéndome el cuento todos los días, paso la vida sola esperándote, y al final se como voy a terminar, sola y creyendo que nada de esto pasaría alguna vez, y me daría la razón todas las noches, me arrepentiría de cada lágrima demarrada por ti.
Y sueño cada caricia y cada beso más y más, aunque me contradiga a cada segundo, es vital para vivir. Aunque no dependa de nadie, lo sigo necesitando. Y el destino se lo llevó.
Recuerdo esas tardes de primavera juntos, eran cosas que no sabía si pasaban de verdad y tenía miedo de despertarme y darme cuenta de la realidad. No sabía si realmente me querías, siempre lo dudé pero seguí firme en mí, yo si te quería.
Porque cada beso y cada caricia era lo que más amaba de ti, aunque me invente mil cuentos y mil historias para poder dormir todo los días por el resto de mi vida nunca me alejo de vos, ni en mis sueños me quedo sin vos.
Y al mismo tiempo, los sueños se mortifican en uno solo, me despierto llorando, miro por la ventana y siento el viento tratándome de decir algo, te buscaré y te encontraré.
Y escribir mil historias en un cuaderno de papel, para leerlas y seguí entristeciéndome cada segundo más y mas. Y si me dieran la oportunidad de cambiar mi vida, no la cambiaría, me gusta vivir así. Y esos cuentos e historias algún día se desvanecerán en el tiempo, pero no hoy, no hoy. Y sí podría volverlas a leer tal cual como las imaginé sería perfecto, pero algo siempre interrumpe, si no es un llanto es una depresión constante, quisiera que todo sea como ayer, quisiera siguiendo insistiendo en tenerte y yo estaré bien.
Mirar las nubes y recordarte, es inevitable. Me dicen que tenga fe, que el va volver, soy fuerte y al mismo tiempo termino siempre la misma deprimida. Aunque dicen que de los problemas y depresiones se sale, esto es solo mío, no quiero que nadie lo quiera como yo, porque nadie lo podría querer tanto.
Todavía me acuerdo como me entregué a ti, seré siempre tuya y siempre lo dije, hay perfección en mi amar. El tiempo se detiene, voy a besarte, pero me rechazas el beso, ahí se fueron todas mis ilusiones y lo sabía, jugabas conmigo y hoy busco la manera de hacerte pagar. Es solo que brillo con tu luz.
Me dijiste que me dejabas, que te esperaba eso lo sé, ¿pero donde están tus palabras? Yo sigo esperando, tengo toda la vida, y más para ti.
Y te quiero solo para mí, te amo y no hay más que hablar.

1 comentario:

Marianaa dijo...

Me gustó la entrada.La viví.

Pásate por el mío, escribo narrativa y poesía. Hasta ahora tengo 8 entradas:

http://undermyskin-ms.blogspot.com/